viernes, 19 de junio de 2009

Motivos para no enamorarse

Dentro de la programación de Argencine 2009 que es una muestra de cine argentino organizada por la Comunidad de Madrid se proyectó la película «Motivos para no enamorarse». No es su primera proyección en España, ya que el largometraje había participado con anterioridad en el Festival de Málaga de Cine Español donde consiguió el premio del público y una mención para su actriz Celeste Cid, ambos galardones de la sección Territorio Latinoamericano. A pesar de ello, aún no tiene distribuidora en nuestro país, por lo que es posible que no llegue a estrenarse comercialmente en nuestras salas.

Por circunstancias de la vida Clara (llamemos así al personaje que interpreta Celeste Cid, ya que su nombre verdadero es una incógnita que no desvela y Clara es el nombre que utilizan todas las teleoperadoras del callcenter en que ella trabaja) termina viviendo en un cuarto de la casa de Teo (llamemos así al personaje que interpreta Jorge Marrale, ya que su nombre verdadero es otra incógnita que tampoco se desvela y Teo es el nombre que en un momento dado le pone Clara homenajeando a un peluche). Ella es joven y algo desafortunada en el amor. Él es viejo y un tanto descontento con la vida. La pareja resulta a todas luces dispar. Cada uno va a aprender del otro. Ella conseguirá seguridad. Él obtendrá vitalidad. Y eso que les falta a cada uno y que al otro le sobra, será irremediablemente el detonante de su amor. No oculta el director este desnivel de edad al poner en boca de Teo lo irracional de la situación.

Si tuviera que describir la película con una palabra diría divertida. Es cierto que encierra toda la cursilería de las comedias románticas mezclada con el embrujo del acento argentino, pero sus gotas de ironía y el buen ritmo elevan a la película un escalón más. Otro de los aciertos es un mensaje positivo que afianza a los personajes mientras les señala que en la vida es necesario hacer aquello que nos satisface.

Estéticamente, existe en la película un juego de colores muy interesante. De tonos alegres, bastante azulados para representar los ambientes que domina Clara y un tanto oscuros y algo tenues para los de Leo. Este juego evoluciona, cuando se mezclan, como ocurre en la casita de la playa, pero sobre todo en los dibujos finales de Teo, que han incorporado los colores de Clara en algunas, primero con timidez y después completamente.

Respecto a las actuaciones, son estupendas. Sorprende una hermosa Celeste Cid cargada de intención en esta su primera película. Ella tiene experiencia en series de televisión e inquietudes que le han hecho interpretar en teatro o escribir y dirigir en el 2008 un corto titulado «Limbo». Jorge Marrale, por su parte y como acostumbra, borda su personaje, con sencillez, sin esfuerzo, desbordando humanidad y sensatez.



A modo de pequeño anecdotario: De la música de la película se encargó el músico Federico Marrale que es hijo del actor protagonista Jorge Marrale. Dentro de la banda sonora se pueden escuchar también dos canciones de Andrés Calamaro.

Sin PuntoMedio PuntoPuntoPuntoPunto



País: Argentina
Género: Comedia
Duración: 90 min.
Productora: Cine Ar
 Reparto: Celeste Cid, Jorge Marrale, Laura Azcurra, Irene Sexer, Esteban Meloni, Mónica Gonzaga, Mariana Briski y Rodolfo Ranni
Dirección: Mariano Mucci
Productores: Daniel Burman y Diego Dubcovsky
Productor ejecutivo: Daniel Botti
Guión: María Laura Gargarella
Fotografía: Andrés Mazzon
Montaje: Alejandro Brodersohn
Sonido: Enrique Segura y Jesica Suárez
Música: Federico Marrale
Diseño de producción: Eva Saevich
Directora de arte: Valeria Jusid
Vestuario: Florencia Cegatti
Maquillaje: Marisa Amenta
Peluquería: Etel Verón
Directores de producción: Federico Eibuszyc, Sebastián Ponce y Barbara Sarasola-Day
Ayudante de dirección: Antonio Barrio

No hay comentarios: