martes, 21 de septiembre de 2010

Aprendiendo sobre Salud Pública

La Secretaría de Movimientos Sociales del PCE organiza un coloquio en la Fiesta del PCE para hablar de Salud, Co-Re-pago, Privatizaciones y Huelga General


Viernes 17 de septiembre de 2010. Fiesta PCE 2010. Parque Dolores Ibárruri. San Fernando de Henares Madrid


Fernando Pérez Iglesias, médico pediatra del Severo Ochoa (Foto: Toni Gutiérrez)
Fernando Pérez Iglesias, médico pediatra del Severo Ochoa (Foto: Toni Gutiérrez)
Felicitas Velázquez, responsable de Movimientos Sociales del PCE, se encargó de presentar a las personas que componían la mesa del coloquio "Salud, Co-Re-pago, Privatizaciones y Huelga General" y anticipar que el objetivo de esta charla era la compartir ideas relacionadas con la Sanidad Pública en este momento tan crítico que está atravesando. Explicó que la pérdida de derechos públicos es una merma más de los derechos laborales.

Por su parte, Fernando Pérez Iglesias, médico pediatra del Severo Ochoa, centró su discurso en contar las agresiones y ataques que está sufriendo la asistencia sanitaria pública desde que las grandes empresas privadas han visto en la salud un negocio (en EE.UU. mueven el 20% de su P.I.B.) del que quieren adueñarse. Es cierto que los servicios sanitarios públicos tienen un costo que pagamos todos los ciudadanos, pero nuestro gasto en Sanidad es significativamente menor que en los países de nuestro entorno.

En España, nuestro sistema de Sanidad Pública es un objeto de codicia para los grupos a los que les interesa la Salud como fuente de lucro (empresas farmacéuticas, fabricantes de vacunas, constructores...), así que si nuestro Sistema Sanitario va bien, su intereses privados no se ven favorecidos. Estos grupos cuentan que se va mucho al médico en España, pero lo cierto es que sus datos no coinciden con los oficiales, son inventados. Desde las empresas privadas lanzan un mensaje de que ellos van a tratar mejor a los enfermos, les van a dar habitaciones individuales, no van a tener que esperar… Después, estas compañías privadas presionan al gobierno para que las cuotas de sus afiliados se descuenten del IRPF, lo que empobrecerá a la larga la Sanidad Pública. Hablan sobre que nuestra población envejece, por lo que se va a necesitar por tanto mayor volumen de asistencia sanitaria frente a un menor número de ingresos, lo que hace el modelo insostenible. Es un análisis interesado, si queremos hablar de los gastos por qué no se habla de otro que repercute aún cinco veces más que el tema del envejecimiento de la población como es el caso de la red de hospitales en las ciudades periféricas de Madrid desarrollada por Esperanza Aguirre. Hospitales que se han costeado con dinero público, pero que con la política emprendida por el gobierno de la derecha en la Comunidad Madrileña, se pretende privatizar su gestión, uso, beneficio y hasta titularidad.

El planteamiento de que se gasta mucho y es necesario recortar los presupuestos sanitarios tiene un claro objetivo, el de empobrecer los recursos, servicios y prestaciones sanitarias, lo que traerá una mayor mortalidad en las clases más desfavorecidas que no pueden permitirse una sanidad privada. Pérez Iglesias llamó a una reflexión indicando que la esperanza de vida no es un problema genético. Los trabajadores enfermamos en función de nuestras condiciones de trabajo, así que aquellos que morirán primero son las clases obreras, los que más han contribuido y trabajado, las que han llevado una vida con mayor esfuerzo, aquellas que no consumirán sus pensiones pero habrán hecho que, con sus cotizaciones de una vida dedicada al trabajo, se sostengan las pensiones de los más ricos que van a vivir más.

La actuación consentida de todos estos intereses privados nos va a dar la medida de la velocidad a la que se irá desmantelando nuestra Sanidad Pública.

Toni Barbará, Asociación Dempeus per la salut pública (Foto: Toni Gutiérrez)
Toni Barbará, Asociación Dempeus per la salut pública (Foto: Toni Gutiérrez)
Toni Barbará, de la Asociación Dempeus per la salut pública que se define como ciudadano de vocación y médico de ocupación, utilizó su turno para describir la salud como algo importante, ya que la vida es siempre lo que más preocupa al ser humano. Avisó de que la Salud no es algo que van a arreglar los médicos, sino que nos corresponde a toda la ciudadanía ponerse en pie, mirando a la Administración de frente, para exigir Salud.

En Cataluña les piden que vuelvan a pagar lo que ya han pagado. Les dicen muchas mentiras, como que el Sistema Público no es sostenible porque es muy caro. Y sin embargo lo cierto es que tenemos un Sistema Público tremendamente eficaz y eficiente. La gobernanza que utilizan es una forma de mezclar en el mismo potaje lo público y lo privado. Ese esquema mixto y complementario pide a los ciudadanos que dejen un poquito de su dinero y así nos irá mejor a todos. Pero no se trata de usar el dinero público para los intereses privados, que es lo que el sistema hace en realidad, sino que hay que separarlos, pues si no lo hacemos lo privado se comportará como un parásito.

Dicen que abusamos de las consultas médicas. Pues no, al propio sistema le gusta reenviarse los pacientes de un sitio a otro, pedir la baja, mandar a hacer un análisis, recoger el alta… se cuentan como visitas independientes, pero todas ellas han sido el mismo tratamiento. No abusamos, ni lo hacen los inmigrantes que se ha contrastado que son gente especialmente sana. Tampoco es verdad que como es gratuito va todo el mundo a que le atienda, en realidad pagamos impuestos y por tanto estamos prepagando los servicios que podemos necesitar. No gastamos demasiado, el Sistema prescribe demasiado por los intereses farmacéuticos que hay detrás y por los mecanismos de promoción que han diseñado estas compañías, mecanismos que suponen las nueve décimas partes del precio de un medicamento.

El copago penaliza a los débiles y a los enfermos, a la vez que supone generar desequilibrios. El copago no resuelve los problemas, pero sí que disuade para que no se vaya al médico. Sin embargo los únicos que dejarán de ir son los que no pueden permitírselo. Si realmente disuade, significa que se están poniendo trabas a la asistencia, degradando, por tanto, el concepto de derecho a la salud. El copago representa una fisura que puede acabar con el Sistema Sanitario, permitiendo que deje de ser público, universal y equitativo. La calidad de un sistema sanitario se determina midiendo sus desigualdades.

Respecto a Dempeus, Barbará explicó que nació como una reunión de gentes que suscriben un manifiesto y que quieren que se ejerza la autoridad desde la ciudadanía para defender la Salud Pública. Como mecanismo de agitación utilizan un blog que se ya se ha convertido en una de las páginas de salud más visitados en la red por ser un referente para todos aquellos que buscan información. Terminó su intervención recordando que la única opción saludable para el 29 de septiembre es la Huelga General.

María Jesús Suárez, Toni Barbará, Felicitas Velázquez y Fernando Pérez Iglesias (Foto: Toni Gutiérrez)
María Jesús Suárez, Toni Barbará, Felicitas Velázquez y Fernando Pérez Iglesias (Foto: Toni Gutiérrez)
Finalmente intervino María Jesús Suárez, del PCAsturias que ofreció el punto de vista en este coloquio de una sindicalista. Partió del axioma que señala que todos los seres humanos tenemos derecho a la vida y a la salud. Si esto deja de cumplirse el estado del bienestar desaparecerá.

La Ley 15/97 abre una espita a las privatizaciones en la Sanidad. Para tratar el tema Suárez se acercó a la raíz. Habló de la caída de los países del este, fue un momento que permitió que se dejara de comparar la eficacia y utilidad de los servicios públicos. Como no va a haber comparaciones los grandes empresarios encuentran en la salud un estupendo negocio, tanto que hoy en día las farmacéuticas casi dominan el mundo. La ley solo sirve para que haya una Sanidad a dos velocidades, una la que tenemos ahora y otra, apoyada en los avances tecnológicos, para que la disfruten los ricos.

Pero no es posible obtener dinero de la Sanidad si ésta es gratuita y universal. Así que han comenzado cogiendo suelo público y entregándoselo a constructoras para que construyan hospitales que luego gestionarán y por los que se les pagará alquileres, estableciéndose un negocio de subcontrataciones, manteniéndose un sistema de fabricación de medicamentos que nos deja en manos de las empresas farmacéuticas, consintiendo casos como el vivido en Europa con la gripe A y el gasto en una vacunas innecesarias, sufriendo el abuso de una tremenda medicalización del cuerpo de la mujer, permitiendo a las aseguradoras que se quedan en los seguros con los jóvenes y les cierran las puertas a los viejos, a los enfermos y a quienes necesitan tratamientos crónicos.

Es necesario que todas las personas de este mundo tomen conciencia del problema y actuemos, porque sino nunca podremos solucionarlo. María Jesús Suárez nos invita a crear plataformas, a informarnos y a unirnos para no perder esta lucha.

En el turno de preguntas y respuestas volvió a tomar la palabra Felicitas Velázquez para señalar la necesidad de organizarse y arreglar lo que tiene solución. Indicó como una necesidad la nacionalización de la industria farmacéutica y la importancia de derogar la Ley 15/97. Fernando Pérez Iglesias matizó que no todos los males vienen por esa ley, que el ataque es más importante aún, que se nos presentan más frentes como el copago, el área única… y a todos ellos hay que frenarlos por igual. Barberá añadió que los enemigos de la Sanidad Pública se están relamiendo, pues la eficacia de nuestro sistema de Salud ya se mide en dividendos.

4 comentarios:

DEMPEUS per la salut pública dijo...

Agradecemos la crónica y la reproducimos en nuestro blog.

Dempeus per la salut pública

Javi Álvarez dijo...

Gracias a vosotros, resultó muy interesante escucharos

Salut pública dijo...

Veo Javi que eres aquella persona que, en el extremo de la primera fila, escuchaba y anotaba con atención los mensajes de la mesa. Y visto el resultado,¡chapeau!.
Muchas gracias por tu trabajo y tu aportación. A tu disposición y la de tu blog, que es una Isla pero ciertamente existente y tangible. ¡¡ Salud !! Toni Barbarà

Javi Álvarez dijo...

Sí, tratando de contarlo todo que la ocasión y el tema lo merecen.